martes, 25 de marzo de 2014

Deportes individuales y colectivos, y de adversario y colectivos

Existen deportes que cuentan con modalidades individuales (uno solo) y colectivas (dos o más integrantes que cooperan para la consecución del un objetivo común).



Tambien existen deportes de adversario (1 vs 1) con modalidad colectiva:



lunes, 17 de marzo de 2014

Diferencia entre correr y andar

A la hora de realizar actividad física, andar y correr son las actividades estrella. Entre ellas, existe una escala intermedia, según la velocidad de desplazamiento, de actividades o ritmos, que podemos resumir en dos: marchar y trotar.
Desde el punto de vista técnico, la diferencia entre la marcha (andar rápido) y correr, radica en la existencia de fase aérea o de suspensión entre los apoyos. Así, al andar, siempre existe un apoyo en el suelo, es decir, un pie en contacto con el firme, y en la carrera, durante una fase no. 
Trotar es una carrera suave, de ritmo lento.
Desde el punto de vista energético (quemar calorías) correr gasta más calorías que trotar y andar, para un mismo tiempo de actividad. Ahora bien, si entrenamos por distancia, quemamos las mismas calorías andando 5 kilómetros que corriendo esa misma distancia.
Ventajas de correr, quemamos más calorías en el mismo tiempo de actividad.
Ventajas de caminar, el riesgo de lesión es prácticamente mínimo.

martes, 11 de marzo de 2014

Los deportes colectivos en el currículo

En general, los deportes colectivos poseen un destacado valor educativo por lo que se consideran un contenido de enseñanza – aprendizaje de gran trascendencia dentro del currículo de EF. Para que su alcance sea lo más amplio posible deben trabajarse todas las posibilidades que éstos nos ofrecen, no centrándonos exclusivamente en los deportes tradicionales y convencionales. Los deportes colectivos son un grupo particular e indispensable de experiencias motrices y sociales.

La intencionalidad educativa de estos deportes en Secundaria debe ser fundamentalmente:

 dotar al alumnado del mayor número de vivencias motoras
 que tomen contacto con el mayor número de madalidades deportivas,

para que consigan cierta eficacia motora y una capacidad de adaptación a cualquier situación, de cara a su uso extraescolar y futuro.

De forma más operativa, los objetivos para nuestro alumnado los podemos concretar en:

- que conozcan los elementos estructurales de los deportes de equipo (metas, reglas, compañeros, adversarios, móvil, espacio de juego)
- que diferencien los aspectos funcionales de los deportes de equipo (ataque – defensa; técnica – táctica y comunicación – oposición)
- que se inicien en la práctica de uno o varios deportes, con adecuación a su técnica, táctica y reglamentación
- que adquieran actitudes de respeto (hacia las reglas, árbitros, adversarios, compañeros...), colaboración, juego limpio, etc.

Programa de ejercicio o prescripción del ejercicio físico

Por principio, la actividad física no es sana en sí, sino que solamente es sana según se practique (tipos, edades, enfermedades...).  La actividad física debe estar integrada en un programa de ejercicio cuya finalidad es crear un estilo de vida saludable, es decir, mejorar la calidad de vida del sujeto. 

Este programa es lo que podemos definir como prescripción de ejercicio físico, el cual pretende de forma genérica, mejorar la condición física por un lado, y por otro, mejorar la salud previniendo el desarrollo de ciertas enfermedades o volver a padecer otras. En general, entendemos por prescripción o programación del ejercicio aquel proceso por el que se recomienda un régimen de actividad física sistemático y personalizado que incluye el tipo o modo de AF o ejercicio, su duración, intensidad y frecuencia (Wilmore & Costill, 2004). Llegados a este punto hemos de recordar que el deporte y las actividades recreativas son apropiadas para el mantenimiento de niveles deseables de fitness, pero generalmente no lo son para el desarrollo de un buen nivel de fitness en personas que no están en forma. Hay que usar primero actividades de acondicionamiento para alcanzar el nivel deseado de fitness, y cambiar luego a las actividades deportivas y recreativas.

miércoles, 5 de marzo de 2014

El material de Educación Física

El material deportivo lo constituyen todos aquellos utensilios, móviles o elementos que se utilizan en la sesión de EF para la realización de las actividades, y como vehículo para conseguir los contenidos y objetivos didácticos.
El material debe ser considerado como un valioso recurso didáctico de nuestra asignatura. Es importante no olvidar que el material está al servicio del profesorado y el alumnado para la realización de las actividades y para el logro de los objetivos, y que éste debe estar supeditado a los mismos, y no al revés.

Las actividades físicas y deportivas son numerosas y variadas, por ello, el material, como recurso didáctico, debe contribuir y ayudar a conseguir las siguientes funciones:

De desplazamiento (conos, aros, picas, obstáculos,...)
De suspensión (anillas, barras,...)
Saltos (plintos, potros, saltómetros, mini-tramp, bancos ,...)
Equilibrios y reequilibrios (barra de equilibrio, bancos, vallas, plataformas bonsu...)
Transportar (sticks, patines, carros, patinetas, bicicletas,...)
Obstaculizar (vallas, postes, redes, conos, ...)
Golpear (bates, raquetas, sticks,...)
Soportar (redes, perchas, ...)
Manipular (balones, sacos de arena, objetos diversos,...)
Ayudar (espalderas, cinturones, gomas...)
Proteger (protecciones utilizadas en ciertos deportes)
Rodar  (patines, tablas de patinar, colchonetas...)

Además, la gran cantidad y variedad de materiales existentes para la práctica de actividades físico-deportivas hace difícil poder establecer una clasificación rígida y exhaustiva de los mismos, motivo por el cual existen diferentes clasificaciones en función del autor y de las variables que se contemplen.

Pero quizás, lo fundamental sea conocer las características que todo material debe reunir para que se convierta en un recurso verdaderamente didáctico de la práctica docente en EF. Por lo tanto,  ha de ser: sencillo y motivante, polivalente, seguro y duradero, fácil de trasladar, montar y desmontar.

Finalmente, cabe resaltar la importancia que el material posee como recurso didáctico, ya que:

Facilita el desarrollo de las capacidades y competencias básicas
Es un factor o elemento motivante para la actividad del alumnado
Facilita el control y la organización de la sesión
Ayuda en el desarrollo cognitivo, motriz, socioafectivo y psíquico del alumno