domingo, 26 de junio de 2011

La Educación Física en una palabra, y su historia esquemática en España

La motricidad

miércoles, 22 de junio de 2011

Unas vacaciones sanas

Ya está aquí el verano y las ansiadas vacaciones estivales, para disfrutar de ellas de la manera más sana posible, ahí van un par de consejos:
- Come e hidrátate bien
- Haz ejercicio aeróbico, ya sabes, de larga duración y que implique los grandes grupos musculares (andar, correr, patinar, montar en bici, nadar, bailar, remar...). Estira, dedica al menos 15 minutos a elongar los principales grupos musculares (isquiotibiales, adductores, lumbares...). Y finalmente, si quieres ponerte en forma de verdad, realiza ejercicios de autocargas como flexiones de brazos, sentadillas, abdominales... ¡Y a disfrutar del verano!

viernes, 17 de junio de 2011

Los sistemas gimnásticos

  A principios del siglo XIX surgen en Europa una serie de método gimnásticos que tratan de sistematizar el ejercicio realizando sus propias clasificaciones, así como propugnando una serie de principios y normas para modificar la intensidad, conseguir ciertos efectos deseados, etc. Son las llamadas escuelas gimnásticas de la época de la gimnástica moderna caracterizadas por realizar una conceptualización diferenciada, frente a la conceptualización globalizante de la gimnástica antigua, es decir, reconocen los diferentes aspectos de la EF: deporte, gimnasia, juego, danza, expresión...
   Estas escuelas o sistemas gimnásticos se resumen en cuatro: el método sueco de P.E. Ling, que daría lugar a los Sistemas Analíticos; la escuela alemana de Jahn (turnkunst), que evolucionaría hacia los llamados Sistemas Rítmicos; el método francés de Amorós, en el que se basaría Hébert para desarrollar los Sistemas Naturales; y la escuela inglesa de T. Arnold, aunque esta última se aleja del campo gimnástico y se aproxima al deportivo. Posteriormente estos métodos se fueron modernizando y extendiendo por los países vecinos. Incluso aparecieron otros nuevos como los métodos rítmicos alemanes, la gimnasia natural austríaca, etc.

jueves, 16 de junio de 2011

Entrevista a Nadal

En ella encontrarás auténticas "perlas" de sabiduría deportiva y competitiva como ésta:
!Todos los que ganan tienen siempre una cosa en común que es básica. No es la humildad ni todas esas cosas que quedan muy bien y muy bonitas. (...) Lo que te hace ganar es querer ganar y querer hacer todo lo que toca para ganar. Querer trabajar cuando no te apetece. Saber aguantarte en los momentos complicados pensando que van a cambiar. Ser lo suficientemente tozudo para pensar que las cosas saldrán bien cuando no salen a la primera ni a la décima. Que la mente esté preparada para asumir las dificultades para así poder superarlas. Sin lugar a dudas, todos los que ganan tienen eso."
http://www.elpais.com/articulo/deportes/Tener/humildad/tonteria/elpepidep/20110612elpepidep_1/Tes

miércoles, 15 de junio de 2011

Sistemas energéticos y actividad física

El ATP (adenosín-trifosfato) es la única forma utilizable de energía para la contracción muscular y el resto de funciones energéticas del organismo. Debido a que su concentración en el organismo es muy escasa (5x10-6mol.g-1), sólo alcanza aproximadamente para 0.5 segundos de contracción muscular intensa, se hace indispensable la existencia de diferentes sistemas energéticos que se encarguen de resintetizar el ATP para prolongar la actividad muscular. Los tres sistemas energéticos existentes son: sistema anaeróbico aláctico (ATP y fosfocreatina); sistema anaeróbico láctico (glucosa-pirúvico-lactato) y sistema aeróbico (oxidación de glícidos, lípidos y proteínas).
Estos tres sistemas funcionan como un continuom energético, también llamado molino metabólico. Es decir, el organismo es capaz de mantener simultáneamente activos a los tres sistemas energéticos en todo momento, pero otorgándole una predominancia a uno de ellos sobre resto de acuerdo a: la duración del ejercicio; la intensidad de la contracción muscular y la cantidad de sustratos energéticos almacenados.

El ATP: la moneda energética del organismo

El cuerpo humano necesita un suministro de energía constante para realizar sus múltiples funciones. La energía química encerrada dentro de los enlaces de los glícidos, lípidos y prótidos, es liberada en pequeñas cantidades durante complejas reacciones que ocurren en el interior de la célula (metabolismo). 
La energía de los nutrientes no se transfiere directamente a las células para el trabajo biológico, sino que esta “energía alimenticia” es recogida y canalizada por una molécula: el ATP (adenosín trifosfato), el cual es considerado la moneda energética de nuestro organismo, ya que la energía potencial de la molécula de ATP es utilizada en todos los procesos de la célula que requieren energía.

De esta forma, podemos afirmar que todos los procesos energéticos o vías energéticas están destinados finalmente, a resintetizar las moléculas de ATP gastadas.

jueves, 9 de junio de 2011

la barrera cognoscitiva


Muska Mosston denominó paso o salto de la barrera cognoscitiva, al cambio producido en la enseñanza de la EF, donde los factores de percepción y decisión  pasaron a tomar mayor relevancia frente a los factores ejecutivos. Gracias a esto han surgido nuevos contenidos de enseñanza y los planteamientos didácticos han pasado de una enseñanza centrada en el producto a una enseñanza centrada en el proceso.
Así pasamos al superar esta "barrera cognitiva" de aquellos estilos de enseñanza en los que el alumnado es instruido directamente sobre lo que tiene que hacer, lo cual en líneas generales implica la reproducción de un modelo de comportamiento motor; a aquellos otros estilos de enseñanza que “fuerzan” al alumnado a descubrir por sí mismo qué comportamiento motor es el adecuado para el problema que se le plantea, poniendo en juego su capacidad cognitiva.

martes, 7 de junio de 2011

Las habilidades motrices básicas o patrones motrices básicos

Las HABILIDADES BÁSICAS sirven para la resolución de cualquier problema motor planteado. Se consideran básicas, porque son comunes a todos los individuos; porque filogenéticamente hablando, han permitido la supervivencia del ser humano; y porque son fundamento de posteriores aprendizajes motrices (deportivos o no), es decir, son la base de actividades motoras más avanzadas y específicas.
Según Godfrey y Kephart, estos movimientos básicos pueden agruparse en dos categorías:
- movimientos que implican fundamentalmente el manejo del propio cuerpo (locomociones y equilibrios)
- movimientos en los que la acción fundamental se centra en el manejo de objetos (manipulaciones: lanzamientos, recepciones, golpeos...)
Todos los movimientos del cuerpo humano pueden ser considerados como variaciones por combinación de estos movimientos básicos. [La enseñanza de las habilidades básicas puede ser considerada respecto al movimiento, análoga a la del alfabeto y los números respecto al lenguaje y las matemáticas].

Las habilidades básicas se fundamentan en el concepto de transferencia MOTRIZ, es decir, su dominio facilita el aprendizaje posterior de otras habilidades motrices más complejas y específicas. Estas habilidades básicas se pueden entender como patrones motrices básicos, teniendo en cuenta que un patrón motriz es el esquema motor genérico de una familia de movimientos. Son algo así como los principios generales del movimiento.

Los elementos comunes de las actividades motrices específicas de cualquier modalidad deportiva van a ser estas habilidades básicas, que las podemos clasificar en los siguientes cinco grandes grupos LOS DESPLAZAMIENTOS; LOS SALTOS; LOS GIROS; LOS LANZAMIENTOS Y LAS RECEPCIONES; LOS EQUILIBRIOS. Existen autores que incluyen el RITMO (estructuración espacio-temporal) como una habilidad básica más. Pero se trata de una habilidad eminentemente perceptiva y se manifiesta en los saltos, desplazamientos, etc. Aunque su educación resulte “básica”, dentro de la “educación del movimiento”.

jueves, 2 de junio de 2011

Contractura muscular, calambre muscular y rotura fibrilar

 Las llamadas comúnmente contracturas musculares son una distensión muscular de primer grado. Son las más leves y comportan poco daño a la estructura muscular y tendinosa. El dolor es muy fuerte si se intenta emplear la parte afectada; puede existir una ligera hinchazón o producirse espasmos musculares. Consisten en una lesión miostática mantenida, es decir, una contracción desmesurada e involuntaria del músculo o un conjunto de fibras musculares. Suelen ser provocadas por esfuerzos de gran intensidad, bien por la fatiga tras un esfuerzo prolongado y repetitivo o bien por una disminución de electrolitos por un exceso de sudoración. No debemos confundirlas con los calambres musculares. Éstos son un espasmo  (contracción) muscular igualmente involuntario pero de carácter ocasional y no permanente, es decir, desaparece al poco rato, mientras que una contractura puede durar incluso días. Para un calambre, basta con estirar el músculo afectado, aplicar calor y una correcta rehidratación y nutrición.
Finalmente, hablaremos de las distensiones musuclares de segundo grado: suponen un daño mayor de las estructuras del tejido blando afectadas. El dolor, la hinchazón y los espasmos musculares son mayores y la pérdida funcional es moderada. Estas lesiones se asocian con estiramientos excesivos y forzados  o con un fallo en la acción sinérgica de un conjunto de músculos (elonganciones musculares). Son roturas parciales del músculo, también llamadas, rotura fibrilar.